que ver en venecia

Venecia

El objetivo de esta página es tener una guía sobre qué ver en Venecia, una de las ciudades italianas más conocidas. Para ello, vamos a recomendar qué lugares ha que visitar, cómo llegar hasta la ciudad por avión, qué tiempo hace en la ciudad, qué hoteles son los más recomendables y qué otras ciudades cercanas se pueden visitar.

Qué ver en Venecia

Sin duda, Venecia es una de esas ciudades que todo el mundo quiere visitar. Seguramente cualquier persona del planeta considera a Venecia como una de las ciudades más encantadoras y románticas del mundo. Por ello, queremos hacer esta guía de Venecia, para verla con nuestros propios ojos y experimentar la magia de una ciudad rodeada por el mar, lo que la convierte en un sueño hecho realidad.

Venecia es una ciudad ubicada en la región del Véneto, y que merece la pena ir descubriendo poco a poco, pues su encanto es justamente perderse por sus estrechas calles y canales. El tiempo ideal para visitar Venecia es de unos 3 días, pero si se cuenta con solo un día, que suele ser lo más habitual, es importante no perder tiempo y lanzarse directamente en un recorrido por las principales monumentos de la ciudad.

Plaza San Marcos

Plaza San Marcos

Situada en el corazón de Venecia, acoge los edificios más famosos de la ciudad. Tiene 70 metros de ancho y 180 de largo y en su momento fue definida por Napoleón como “el salón más bello de Europa”.

Se comenzó la construcción en el siglo IX y finalizada en el año 1177.  Es el lugar de Venecia que más bajo está, por lo que tiende a inundarse cuando sube el agua. Cuando pasa esto, se colocan pasarelas para que tanto ciudadanos como turistas puedan andar sin mojarse.

Dentro de la plaza los edificios más famosos son el Museo Correr, la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, la Torre dell’Orologio y el Campanile. Además destacan las Columnas de San Marco y San Teodoro que están en la entrada de la plaza en el Gran Canal. Construidas en granito en 1172, era donde se realizaban las ejecuciones. Cuando hace buen tiempo la plaza se llena de personas para tomar café en alguna terraza, incluso por las noches.

Para las personas que no tienen problemas de presupuesto, una buena recomendación es el Café Florian, que está abierto desde 1720. Aunque debemos saber que una café puede costar 10 €. Además hay que saber que en la plaza no se puede arrojar basura, ni comer, ni beber, ni dar de comer a las palomas.

Basílica San Marcos

Ubicada junto al Palacio Ducal, fue el centro religioso de Venecia. En un principio estaba pensado que fuera una parte más del Palacio Ducal pero en 828 acogió el cuerpo de San Marcos, que lo trajeron de Alejandría. Ha sufrido múltiples reformas durante todo este tiempo. Fue constituida como catedral en el año 1807. En su interior podemos ver más de 500 columnas del siglo III y más de 4000 m cuadrados de mosaicos.

basilica de san marcos

Dentro podemos ver que el dorado es el color que domina. De todos los mosaicos, destacan los de la cúpula de la Ascensión, que simbolizan imágenes del Nuevo Testamento y su origen se remontan al siglo XIII. Sobre 4 columnas de mármol y alabastro, debajo del altar, descansa el cuerpo de San Marcos.

Entrar a la Basílica es gratis pero para acceder al Tesoro, la Pala de Oro y el Museo hace falta pagar una pequeña entrada. De los tres la que más merece la pena es la visita al museo de la Basílica de San Marcos. En el museo podemos observar de cerca los mosaicos del techo, además de múltiples esculturas, como los Caballos de San Marcos. Se trata de una escultura que trajeron desde Constantinopla tras una de las cruzadas.

Al ser un templo católico, no se puede entrar ni en tirantes, ni con mochila. En uno de los laterales hay una taquilla donde podemos dejar la mochila de manera gratuita. Para cubrir los tirantes nos podemos poner una capa que nos darán en la entrada del templo.

Horario

Todos los días de 9:30 a 17:00 horas.
Domingos: de 14:00 a 16:00 horas (hasta las 17:00 horas desde el 16 abril hasta el 28 octubre).

Precio

Entrada a la Basílica: gratuita.
Museo de San Marcos: 5€.
Tesoro: 3€.
Pala de Oro: 2€.

Palacio Ducal

Situado en plena Plaza de San Marcos, nos encontramos con el Palacio Ducal uno de los monumentos de Venecia más visitados. En su interior ha acogido desde la prisión de la República de Venecia hasta la residencia de los Duques.

Palacio ducal

Su origen fue un castillo pero tuvo que ser reconstruido tras un incendio  y pasó a ser una prisión. En su diseño, se pueden ver elementos góticos, renacentistas y góticos. Dentro hay expuestos cuadros de Tiziano, Bellini y Tintoretto.

La visita empieza subiendo por la Scala d’Oro, una escalera dorada que sube hasta la segunda planta, donde están el apartamento del Duque. Siguiendo con la visita llegaremos a la Sala del Maggior Consiglio, donde votaron el futuro de la Serenissima más de 1000 personas y está “El Paraíso”, el cuadro más grande de Tintoretto.

En la armería están expuestas armas de todo tipo y armaduras de diferentes épocas. Para finalizar la visita, se pasa por la prisión, en donde podremos ver los calabozos. En su interior estuvo preso Casanova. Antes de llegar a los calabozos hay que cruzar el famoso Puente de los Suspiros. El nombre procede por el suspiro que daban los presos al cruzarlo porque sabían que no saldrían.

Horario

Todos los días de 8:30 a 17:30 horas (hasta las 19:00 horas desde abril hasta octubre).

Precio

Adultos: 20€.
Estudiantes de 6 a 14 años: 13€.
Rolling Venice Card: 14€.
Menores de 5 años: entrada gratuita.
Incluye los museos de la Plaza de San Marcos: el Palacio Ducal, Museo Correr, Museo Arqueológico Nacional y la Biblioteca Nacional Marciana.

Puente de los Suspiros

Puente de los suspiros

A la espalda del Palacio Ducal se encuentra el Puente de los Suspiros. En su momento unía la prisión de la Inquisición con el Palacio Ducal. El nombre procede por los suspiros que daban los presos cuando veían el mar cuando cruzaban el puente hacia los juzgados. Es uno de esos lugares que no deja indiferente a nadie, y donde se agolpan siempre un gran número de visitantes para poder hacerse una foto con el puente de fondo.

Para poder cruzar el puente, como ya hemos mencionado en el punto anterior, primero debemos entrar al Palacio Ducal, y desde allí podremos atravesarlo como en su día los hacían los condenados.

Gran Canal

Gran Canal de Venecia

Si por algo es famoso Venecia es por sus canales que atraviesan toda la ciudad. Con más de 4 kilómetros, el más importante de todos es el Gran Canal, que parte la ciudad en dos.

Podemos cruzar el Gran Canal en vaporetto, que lo recorren haciendo paradas durante el trayecto para que los turistas se puedan subir y bajar. Es una magnífica opción para disfrutar de los palacios y los edificios que franquean el canal. Para cruzar el canal debemos tomar la línea 1 del vaporetto. Durante el recorrido veremos el Palacio Ca’ d’Oro, el Palacio Ca’ Rezzonico, la Galería de la Academia, la Iglesia Santa María della Salute, o el famoso Puente Rialto.

Para los que hacerlo el camino andando, también se puede hacer a pie, atravesando los cuatro puentes que lo cruzan:

  • El Puente Rialto: El más famosos y antiguo de Venecia. Hablaremos de él más adelante.
  • Puente de la Academia: Construido en hierro se reemplazado por el actual de madera.
  • El Puente de los Descalzos: Es el primer puente cuando llegamos a la estación de Trenes de Santa Lucía.
  • Puente de la Constitución: Diseñado por el arquitecto español Calatrava, es el más moderno de la ciudad. Une la Piazzale Roma con la Estación de Trenes de Santa Lucía.

Puente Rialto

Puente Rialto

El puente más antiguo de Venecia es el Puente Rialto, además de ser el más conocido de los 4 que atraviesan el Gran Canal y es transitado por millones de turistas cada año.

Fue construido a final del siglo XVI por el arquitecto Antonio da Ponte para cambiar el puente de madera que había y que se derrumbó y quemó en varias ocasiones. Su estructura respeta la que tenían los originales, dos rampas que están conectadas en medio por un pórtico.

Cualquier momento es bueno para visitar el Puente Rialto, aunque hay que saber que siempre está abarrotado de turistas haciéndose fotos. El puente une la plaza de San Marcos con el Mercado Rialto, que aún está activo y donde se pueden comprar frutas y verduras. El mercado está abierto todos días pero solo por la mañana de 9 a 12.

El nombre de Rialto proviene del latín “Rivoaltus”, que se puede traducir como terreno libre de inundaciones. Todos los edificios de alrededor son del siglo XVI porque los anteriores se perdieron en un incendio en el año 1514. Como curiosidad, todas las calles de la zona tienen el nombre un gremio, en honor a las profesiones que allí se hacía.

Basílica de Santa Maria della Salute

Basilica di Santa Maria della Salute

La Basílica de Santa María della Salute es uno de los lugares que más se visitan de la ciudad. Lo que más llama la atención es su cúpula, que se puede ver desde muchos otros sitios de la ciudad. Su construcción fue para festejar el fin de la peste, que mató a gran parte de las personas de la región.

Se inició en 1631 y la obra la comenzó el arquitecto Baldassare Longhena pero se acabó 56 años después. Tiene una forma octogonal con pequeñas capillas en cada uno de sus lados. El interior destaca por su poca decoración pero dentro podemos  disfrutar de frescos de Tintoretto y Tiziano. El cuadro más importante es uno de Tintoretto y está dentro de la sacristía, cuyo nombre es las “Bodas de Caná“.

La fiesta de la Madonna della Salute se celebra cada 21 de noviembre, una de las celebraciones que más venecianos concentra. Para la fiesta se improvisa un puente para que los fieles puedan acercarse a la basílica para rezar.

Horario

Todos los días de 9:30 a 12:00 y de 15:00 a 17:30 horas.

Precio

Entrada gratuita.
Entrada a la sacristía: 4€ (estudiantes 2€).

Carnaval de Venecia

carnaval de venecia

Cuando escuchamos hablar de Carnaval, sin duda uno de los que no viene a la cabeza es el de Venecia. Es único en el mundo y el inicio se originó en el siglo XI, aunque no se popularizó hasta dos siglos más tarde. Fue en el siglo XVIII cuando tuvo su máximo apogeo, cuando asistían aristócratas que llegaban de muchos lugares. Era muy habitual que los nobles y los príncipes se acercaran a disfrutar del ambiente.

Con la invasión de Napoleón el Carnaval se prohibido para evitar que se crearan conspiraciones. La tradición se recuperó en 1979. El Carnaval de Venecia no tiene nada que ver con otros carnavales como el brasileño y el español. Dura 10 días, durante los cuales los venecianos se pasean disfrazados por las calles para hacerse fotos. Los disfraces suelen ser de época, concretamente del siglo XVII, como podemos ver en la foto que hay junto al texto.

Disfraces de carnaval

Paralelamente al Carnaval se realizan muchas fiestas y eventos pero no todos son públicos, por lo que es difícil ir si no se conoce a algún veneciano. Son fiestas que no están alcance del todo el mundo, ya que el precio puede rondar hasta los 500 € por una noche. Los turistas no suelen ir disfrazados más allá de algún antifaz o máscara, que hayan adquirido en alguna de las múltiples tiendas de recuerdos que hay desperdigadas por toda la ciudad. Son muy pocos los turistas que se atreven a alquilar un disfraz y pasear por Venecia disfrutando de su carnaval como un veneciano más.

 

Mapa de Venecia

Hoteles en Venecia

Cuando buscamos hoteles en Venecia, tenemos que saber que la oferta es infinita. De hecho hay tantos que en 2016, las autoridades se llegaron a plantear que se prohibiera abrir nuevos establecimientos en el centro de la ciudad. Pero no todos los alojamientos en Venecia son iguales, sobre todo porque para las turistas con gustos más modernos, el estilo veneciano tradicional le puede resultar algo cargado.

En el siguiente buscador podrás elegir desde los hoteles favoritos de los famosos hasta hospedajes para los bolsillos menos pudientes. Encuentra tu hotel sin problemas.
Booking.com

Aeropuerto de Venecia

El Aeropuerto de Marco Polo está situado a 8 kilómetros al norte de Venecia. Es el principal aeropuerto de Venecia por lo cercano que está y por el gran número de vuelos que recibe. Además está muy bien comunicado por taxi y autobús. La otra opción para llegar en avión es el aeropuerto de Treviso, aunque está algo más lejos.

El nombre del aeropuerto se debe al famoso Marco Polo, que nació en Venecia y fue uno de los primeros europeos en llegar a China. Si quieres saber todas las opciones para volar hasta Venecia, puedes verlas en aeropuertos de Italia.

El tiempo en Venecia

En verano las temperaturas son altas durante el día y muy agradables durante la noche. Para los más frioleros conviene llevar una chaquetilla para las noches un poco más frescas por la húmeda que generan los canales por toda la ciudad. No hay que descartar la posibilidad de tormentas veraniegas, aunque no es lo habitual.

Si durante el día hace sol pasaréis algo de calor, pero como las calles son tan estrechas podréis caminar por la sombra sin problemas. Si vais varios días podéis aprovechar alguna mañana para ir a la playa de Lido y daros un baño en el Adriático (que tiene una temperatura ideal).

Para los que viajeros que tengan la suerte de poder elegir cuándo viajar, para nosotros el verano es la opción ideal, ya que a los factores anteriores debemos añadir que los días son más largos.

Tanto en los meses de primavera y otoño conviene llevar ropa de abrigo, ya que los días nublados puede hacer bastante frío. Además, la primavera es la estación del año en la que más llueve.

En invierno la temperatura media se sitúa por debajo de los 10ºC, con días de mucho más frío y posibilidad de nieve. Sólo recomendamos viajar a Venecia en invierno si no existe otra posibilidad o si queréis disfrutar del Carnaval de Venecia.

Otras ciudades cercanas a Venecia

Aunque ya hemos dicho que para ver Venecia se necesitan unos 3 días, existen otras opciones cercanas que se pueden visitar, si se tiene más días para de vacaciones.

Una de las ventajas que tiene Venecia es que está muy bien comunicada por tren, por lo que no es necesario tener coche para moverse, ya que son rápidos y salen con bastante frecuencia. Están los trenes los de alta velocidad, que se clasifican en Freccia Rossa, Freccia Argento y Freccia Bianca, de mayor a menor velocidad, y por tanto, de más caro a menos caro. También se pueden coger los trenes regionales y los intercity, que son más lentos pero también bastante más económicos.

Los lugares más recomendables son:

5/5 (2)