que ver en padova

Padua

Padova, o Padua como se llama en español, es una ciudad que se encuentra en el centro de la región Véneto. La ciudad se recuerda sobre todo por su pasado universitario, pues aquí enseñó el famoso científico Galileo Galilei. La universidad fue fundada en 1222 y fue la segunda más antigua de Italia, extendiendo su fama por toda Europa.

Qué ver en Padua

Padua es una pequeña ciudad situada a 38 kilómetros al oeste de Venecia. Está bañada por los ríos Brenta y Bacchiglione, los cuáles han marcado su desarrollo urbanístico. Su nombre en italiano es Padova. Por su cercanía a Venecia, Padua es un buen destino para los viajeros que tengan una mañana ociosa.

Hoy en día la ciudad conserva su grande importancia de centro universitario que acoge miles de estudiantes cada año; las más importantes facultades son: medicina, derecho, ingeniería (con sus muchos ramos), física y veterinaria (en una sede destacada, en Legnaro). En otras palabras, las facultades que tienen mayor desarrollo son las de ciencias, si bien existan también las humanísticas.

Capilla de los Scrovegni

Capilla de los Scrovegni
La capilla es una obra de increíble preciosidad, mundialmente famosa. Se acaba de restaurar desde unos pocos años, así que hoy en día se aprecia en todo su esplendor. Esta pequeña capilla de ladrillo es la iglesia más famosa de la ciudad ya que alberga en su interior gran cantidad de frescos de Giotto. Se encuentra en el Arena, un importante conjunto arquitectónico romano.
A principios del siglo XIV Enrico Scrovegni –de familia muy acaudalada gracias a la actividad poco honrada que había iniciado su padre, la usura– decidió “restituir a la Iglesia” lo que había ganado pecaminosamente. Para ello, junto a su palacio –hoy desaparecido–, levantó una capilla dedicada a la Virgen que mandó decorar por el artista más famoso de la época en la península itálica: Giotto, el gran pintor medieval precursor del Renacimiento. Es la capilla hoy conocida como capilla de los Scrovegni.

El resultado: un gran ciclo de frescos considerado una de las grandes obras maestras del arte figurativo de todos los tiempos. Lo realizó en sólo dos años, entre el 1303 y el 1305 y está muy bien conservado, además de haberse restaurado hace poco. Sólo él justifica un viaje a Padua, de hecho muchos italianos llegan a la ciudad con el único objetivo de contemplarlo.

Las temáticas: historias de la Virgen, de Cristo y el Juicio Universal, con muchas referencias negativas a la usura y al dinero. Aunque más que el significado de las escenas, te sorprenderá su ejecución: las sombras, las luces, los colores, la plasticidad de las formas, los efectos casi tridimensionales o el primer “falso mármol” pintado después de la época romana. Giotto parecía haber dejado atrás la Edad Media.

Horario

Todos los días de 9:00 a 19:00 horas.

Precio

La entrada es 13€ y la reducida de 8€.

Palacio de la Razón

Palacio de la Razon

Otra de las visitas obligadas de Padua es el Palazzo della Ragione, uno de los edificios civiles de época medieval más importantes de toda Italia. Este palacio se encuentra en el medio de dos de las plazas principales: Plaza de la Fruta y Plaza de las hierbas; en estas dos plazas, se encuentran varias tiendas, bares y restaurantes (es el centro de los aperitivos, donde se encuentran los estudiantes por la tarde ) y el sábado acogen también unos mercados.

El palacio fue erigido en 1218 por parte de la Alcaldía, sobre todo como sede del tribunal. En los años fue construída su famosa cubierta a carena de nave. El piso superior conocido como “El Salón” está interamente ocupado por un único y grande salón, uno de los más grandes salones pensiles del mundo (mide 81×27 metros). Las paredes están cubiertas por frescos con temas astrológicos y religiosos; en el centro se conserva un antiguo y gigante caballo de madera del siglo XV.

Horario

De martes a domingo de 9:00 a 19:00 horas. Los lunes está cerrado

Precio

La entrada es 6€ y la reducida de 4€.

Palacio del Bo

Palacio del Bo
La Universidad de Padua, Università degli Studi di Padua, es una de las más antiguas de Europa –la quinta tras las de Bolonia, Oxford, París y Salamanca– y la segunda de Italia. Se fundó en 1222 y desde finales del siglo XV tiene su sede en el Palazzo del Bo.

Muy interesantes son el Patio Antiguo, la Sala de los Cuarenta (donde se conserva la cátedra de Galileo Galilei, que enseñó aquí desde el 1592 hasta el 1610), el Aula Magna enriquecida por insignias y decoraciones, el famoso Teatro Anatómico. En esta sede suelen celebrarse las proclamaciones de las licenciaturas de todas las universidades de la ciudad, así que el complejo está siempre lleno de gente. La estructura está abierta sólo durante la semana, de lunes a viernes, a menos de ocasiones especiales en el fin de semana. También “te encontrarás” con una estatua dedicada a Elena Lucrezia Cornaro Piscopia, considerada la primera mujer licenciada de la historia, en 1678.
Pero la visita más interesante en la sede histórica de la Universidad de Padua es la del peculiarísimo anfiteatro anatómico: el teatro anatomico di Padua, de 1594. Es el más antiguo del mundo, por lo menos entre los estables –había muchos temporales en la época–.
universidad de padova

El teatro, construido totalmente en madera, tiene base elíptica y forma de cono invertido con seis “plantas” delimitadas por barandillas. El profesor se ponía en la base y los estudiantes lo observaban desde arriba. En él cabían hasta 200 estudiantes y no había ventanas –se iluminaba con velas–, así que las barandillas a la altura del estómago servían, según nos comentó la guía, para que no cayeran si se desmayaban.
Como curiosidad, la frase que se puede leer al entrar en el anfiteatro, “Mors ubi gaudet succurrere vitae” –donde la muerte es feliz de ayudar a la vida–, se utilizó en todos los anfiteatros anatómicos a partir de entonces.

Plaza de los Señores

Esta es una de las plazas centrales de Padua. Aquí también se desarrolla un famoso mercado. La plaza está cerrada a oeste por el Palacio del Capitanio (de la fin del siglo XVI), que incluye la Torre del Reloj con su gran reloj con los astros. En el lado sur surge la Loggia del Consiglio (o de la Gran Guardia), que en el pasado fue la sede del consejo de los nobles.

Catedral de Padua

Otro sitio que hay que visitar en Padua sí o sí es el baptisterio del Duomo. Tiene su origen en el siglo XII aunque fue en el siglo XIV cuando se decoró con sus increíbles frescos, la razón que hace de este lugar una visita imprescindible. En esa época los señores de Padua decidieron que el baptisterio se transformaría en su capilla funeraria y mandaron decorarlo con pinturas al fresco.

El pintor elegido fue Giusto de’ Manabuoi, uno de los grandes de la época. Y la temática, religiosa, claro está: escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento; del apocalipsis de San Juan, con sus figuras monstruosas –una temática nada común para un baptisterio–, y, en la cúpula, el Paraíso con Cristo en Majestad en el centro.

Un plus: aquí, a diferencia que en la capilla de los Scrovegni, no te encontrarás con muy pocos visitantes y podrás disfrutarlo todo el tiempo que quieras y casi en soledad .

Horario

El horario es de 10 a 18:00h.

Precio

La entrada es de 3€ y la reducida de 2€.

Prato della Valle

padova

Prato della Valle es la plaza más grande de la ciudad, y una de las más grandes de Italia y de toda Europa, con su superficie de 88620 metros cuadrados. Inicialmente en el lugar donde se encuentra había un teatro romano, en la Edad Media se convirtió en una ciénaga y en el siglo XVIII, en 1775 para ser exactos, se saneó y se transformó en la gran plaza monumental que sigue siendo hoy en día.

Su canal circular rodeado por 78 estatuas de hombres ilustres, filósofos, escritores, sabios y médicos nacidos en Padua o ligados a la ciudad de alguna forma y que la hacen única en el mundo. La imagen nocturna de las estatuas reflejadas en el canal es una de las más bonitas de Padua. El sábado se hace también un gran mercado que recorre la plaza por toda su forma a elipse.

La plaza es un área peatonal, y al centro se encuentra una fuente rodeada por prados y estatuas. La isla central, a forma de elipse, está delimitada por un canal. Prato della Valle se encuentra bastante cerca a las otras plazas de la ciudad, así  que se puede alcanzar andando tranquilamente, apreciando las varias tiendas a lo largo de las calles a su alrededor.
En uno de los ángulos de la plaza se encuentra la Basílica de Santa Giustina.

Basílica de San Antonio

Basilica de San Antonio

La Basílica de San Antonio es el monumento religioso más importante de Padua. Está dedicado a San Antonio de Padua, religioso portugués que murió en Padua en 1231. Fue construida en el siglo XIII para acoger los restos del santo, inmediatamente después de su canonización y se acabó en el siglo XIV. Es una de las basílicas más grandes de toda la cristiandad.

Además de visitar la basílica (que cuenta con un interior impresionante), se pueden visitar varios claustros y un museo dedicado al santo. El interior, además tiene los frescos del pintor Altichiero, del siglo XIV, en capilla de San Félix; la decoración de la capilla del tesoro, donde se conservan reliquias del Santo; la impresionante capilla del Arca del Santo. El exterior de la basílica es sorprendente: la fachada es románica, las cúpulas bizantinas y la torre central y los campanarios góticos.

Aunque no seas religioso, si te digo Padua probablemente pensarás en San Antonio de Padua, uno de los santos más “famosos” –si es que se puede hacer una “clasificación”– del santoral católico.

Horario

El horario es de 6.20 a 19.45h.

Mapa turístico de Padua

Hoteles en Padua

Merece la pena dormir en Padua. De lo contrario será difícil poder disfrutar de todos los edificios que hay que ver en Padua. Además, callejear cuando cae el sol, bajo los soportales y por las muchas plazas de Padua merece mucho la pena. La oferta hotelera de la ciudad es lo suficientemente amplia y de calidad para que no tengamos problemas en encontrar buenos hoteles.



Booking.com

Cómo llegar a Padua

Se puede llegar a la ciudad a través de la autopista A4. Muy fácil es también llegar en tren, pues las líneas que conectan el norte-este de Italia (como las que llegan de Trieste o Venecia) al centro de la península (Bologna-Florencia- Roma etcétera) siempre paran a Padua. Se puede llegar también con muchas lineas de autobuses que paran en la estación Boschetti, cerca del centro de la ciudad.

El tiempo en Padua

El clima aquí es suave, y generalmente cálido y templado. La precipitación en Padua es significativa, con precipitaciones incluso durante el mes más seco. Este clima es considerado Cfa según la clasificación climática de Köppen-Geiger. La temperatura media anual en Padua se encuentra a 13.4 °C. La precipitación media aproximada es de 867 mm.

Otras ciudades cerca de Padua

Hay algunas regiones del mundo que son particularmente pintorescas: el Véneto italiano es una de ellas. Con Venecia como capital, esta zona del nordeste italiano tiene mucho más que ver que la turística ciudad. Esta es la gran ventaja de Padova, tener tan cerca tantas ciudades y de tan gran interés.

5/5 (3)