Que ver en san gimignano

San Gimignano

San Gimignano es un pueblo que está en las colinas de la Toscana, a poco más de 50 kilómetros de Florencia. Es famoso por las 14 torres medievales que se conservan, y que fueron construidas junto con otras 58 en una competición en la que las familias más influyentes trataban de demostrar su poder y su riqueza. Esta localidad fue el Nueva York en su época.

Qué ver en San Gimignano

San Gimignano es una joya arquitectónica medieval, que se puede visitar tranquilamente en un par de horas. El corazón de la ciudad son sus dos calles principales (Vía San Matteo y Vía San Giovanni) y cuatro plazas (Piazza della Cisterna, Piazza del Duomo, Piazza Pecori, y Piazza delle Erbe), donde se puede admirar de cerca las imponentes torres de San Gimignano.

Duomo de San Gimignano

Duomo de San Gimignano

Sin duda uno de sus principales monumentos es su Duomo, la Colegiata de Santa Maria Assunta. En su interior, aún conserva muchas obras de arte, como el martirio de San Sebastián realizado por Benozzo Gozzoli o el juicio final de Taddeo di Bartolo.

La Cappella di Santa Fina es una de las capillas más importantes de la catedral. Santa Fina es una santa de San Gimignano, que decidió rezar hasta la muerte acostada sobre una tabla de madera. En ella, se puede ver un magnífico fresco de Ghirlandaio, que representa la muerte de la santa. Además en su interior se puede visitar el Museo de Arte Sacra.

La entrada al Duomo no es libre, ha que pagar 4€ para el Duomo y 6€ para el Museo de Arte Sacra.

Piazza del Duomo

La Plaza justo frente a la catedral de San Gimignano, es el corazón de la ciudad. Entre los monumentos importantes que visitar en esta magnífica plaza está la Torre Grossa, el Palacio del Pueblo, el Palacio del Podestà. Sin olvidar admirar las imponentes torres que la rodean: las dos Torres Salvicci, en italiano Torri dei Salvucci, famosos usureros de la ciudad, y la Torre Chigi.

Palazzo Comunale y Torre Grossa

Torre Grossa

Es la sede del museo cívico, y nos permite admirar importantes cuadros de arte sacro y, sobre todo, el salón de Dante, una magnífica estancia rectangular con púlpitos de madera y frescos. Recibe ese nombre tras la visita de Dante Alighieri. Representaba a los poderosos de Florencia, y tenía como objetivo convencer a la orgullosa y poderosa ciudad de San Gimignano de aliarse con la ciudad de Florencia en su guerra contra Siena.

El principal motivo que tienen los turistas para pagar la entrada al museo cívico es poder subir por la torre más alta de San Gimignano ya que desde las dependencias del Palazzo Comunale parten los 217 escalones que nos permitirán subir los 54 metros de altura de la torre.

La última escalera es casi vertical pero la recompensa arriba es divina. Desde esta privilegiada atalaya podremos admirar otras diez torres que imponentes, se alzan como si fueran gigantescas chimeneas. Subir a la Torre Grossa, y disfrutar de la vista panorámica, es una experiencia inolvidable. El precio de la entrada es de 9€ con el cuál pueden entrar a varios museos de la ciudad.

Piazza della Cisterna

Piazza della Cisterna

La Plaza de la Cisterna, es considerada la más bonita de San Gimignano y una de las más bellas de la Toscana. Su nombre viene del pozo octagonal que está justo en el centro. Está llena de negocios, agradables terrazas y dos heladerías, donde comprar productos típicos de la zona. Entre los palacios y torres que pueden observar desde la Piazza della Cisterna están el palacio Tortoli, la torre de los Pucci, el palacio Ridolfi, las torres de los Becci y Cugnanesi, el palacio Pellari y el palacio Ardinghelli con sus torres, y la famosa Torre del Diavolo.

Museo de la tortura

Este interesante museo, está dividido en dos zonas, uno en Porta San Giovanni y el otro en la Piazza della Cisterna. Se trata de un museo no apto para todos, ya que el tema es la tortura, pena de muerte y los métodos de tortura usados en la época medieval y algunos utilizados en el presente. La entrada cuesta 10€ y no es recomendable para niños ni para personas muy sensibles.

Iglesia de San Agustín

Es una iglesia muy interesante, repleta de frescos, obras de arte y un fantástico suelo de baldosa mayólica. La entrada es gratis, y sin duda merece una visita.

Rocca di Montestaffoli

La Rocca di Montestaffoli fue una fortaleza construida para la protección de San Gimignano, especialmente de los ataques de Siena. En la actualidad queda muy poco, pero es un punto excelente para disfrutar de una vista panorámica de la ciudad y la zona alrededor de San Gimignano.

Paseo de la muralla

San Gimignano recibe muchos turistas, así que si os queréis alejar un poco del bullicio os recomendamos, que desde la plaza de la Cisterna, sigáis las indicaciones para llegar a la fuente medieval. Lo haréis a través de un camino que recorre las murallas de la ciudad. Desde este paseo tendréis bonitas vistas de la campiña toscana y unas fantásticas vistas de San Gimignano.

La fuente es un conjunto de arcadas donde solo se oye el rumor del agua y el murmullo del viento. Es un lugar ideal para descansar de los ajetreos turísticos y para resguardarse de los tórridas calores del verano toscano.

Mapa de San Gimignano

Hoteles en San Gimignano

Para dormir en San Gimignano y vivir una experiencia inolvidable entre las murallas medievales de las Torres, aunque muchos suelen hacer ida y vuelta desde otras ciudades como Florencia o Siena.

Lo mejor es alojarse en la zona dentro de las murallas. Se puede considerar casi todo el pueblo como centro histórico, así que lo realmente importante es quedar en la zona interna. La más exclusiva está entre Piazza del Duomo, Piazza delle Erbe y Piazza delle Cisterne.

Lo más característico de los hoteles y apartamentos en San Gimignano es la antigüedad de los edificios y casas. Casi todos se encuentran en palacios antiguos. Los precios pueden variar mucho según la vista que ofrece el hotel, las facilidades que ofrecen y su localización dentro del pueblo.



Booking.com

Cómo llegar a San Gimignano

San Gimignano está a 39 km de Siena y a 52 desde Florencia. Es ideal para ver en un día y dejarse llevar por sus calles empedradas, admirando las torres y los edificios de piedra que pueblan sus calles.

En coche se accede por a través de maravillosas carreteras que permiten admirar el paisaje toscano. Viniendo desde el norte por la autopista Autostrada A1 Milano-Roma y debemos salir por la salida Firenze Impruneta, luego tomar la autopista Firenze-Siena hasta la salida Poggibonsi Nord, tras 11km hasta San Gimignano. Desde el sur por la Autostrada A1 Roma-Milano saldremos por la salida Valdichiana y seguiremos dirección Siena para luego tomar dirección Florencia hasta la misma salida Poggibonsi Nord.

El centro histórico de San Gimignano está cerrado al tráfico salvo para los residentes, podemos aparcar en uno de los tres parkings y luego ir a pie ya que la ciudad es muy pequeña.

Desde Florencia la mejor opción es tomar un autobús que sale desde la estación de Santa Maria Novella, a un lado de la estación de trenes del mismo nombre. Con este autobús pueden llegar a Poggibonsi, y allí hacer cambio al autobús que llega hasta San Gimignano. También se puede llegar en autobús desde Siena tras una hora y quince minutos de recorrido. El autobús es el número 130/A.

Es la opción menos recomendable, ya que lamentablemente no se puede llegar en tren a San Gimignano, pues la ciudad no tiene estación de tren, por lo que está bastante aislada.

El tiempo en San Gimignano

En primavera (de abril a junio) y en otoño (septiembre y octubre) son las dos estaciones perfectas para visitar la Toscana. Hay decenas de actividades para hacer al aire libre, y las calles no están abarrotadas. Además los precios son más razonables que en el verano, cuando los precios aumentan y el calor también.

Julio y agosto (verano) son meses cálidos y lluviosos, y la ciudad suele estar bastante llena, ya que es la época en que tanto italianos como extranjeros se dirigen a esta región de vacaciones. En julio, la temperatura puede ir de los 23ºC a los 30ºC, y se puede alcanzar incluso los 40ºC. Las precipitaciones que llegan a finales de agosto hacen que la temperatura baje y que los días se vuelvan más frescos.

Septiembre y octubre aún tienen días calurosos, igual de buenos para sacar el máximo de provecho a la región. Las calles no están tan llenas de gente, y los días son agradables y más secos.

Noviembre tiene temperaturas más bajas, y muchos turistas pueden participar del cultivo de los olivos, una práctica típica anual. Los inviernos en la Toscana alcanzan temperaturas que rondan los 3.5ºC a 5.5ºC, o 7ºC cuando se está más cerca de la costa. Esto es lo más frío que puede tornarse el clima en la Toscana.

Otras ciudades cerca de San Gimignano

Una vez que ya hemos visto qué ver en San Gimignano, vamos a recomendar otras ciudades cercanas que podemos visitar durante nuestro viaje por Italia.

5/5 (2)