que ver en siracusa

Siracusa

La ciudad de Siracusa fue una de las ciudades griegas más importantes del Mediterráneo, tierra de Arquímedes, lugar de exilio de Platón, las tragedias griegas de Esquilo y las comedias de Aristófanes representadas en su teatro. Sin duda, un destino obligado que visitar en la bellisíma isla de Sicilia. La verdad es que en Sicilia es muy difícil seleccionar una sola ciudad o una sola zona para conocer, lo mejor sería visitarla entera.

Qué ver en Siracusa

Siracusa es sin duda una ciudad completa, combina historia con la sostenibilidad de las ciudades que al afrontar el reto turístico acaban manteniendo su identidad. Es la ciudad de Italia que tiene más influencia griega, de hecho, su propio nombre ya te transporta al antiguo Imperio Griego. Siracusa fue la ciudad más importante en Sicilia durante el esplendor del imperio.

Ortigia

ortigia

Ortigia es una isla de solo dos kilómetros cuadrados que conecta con la isla de Sicilia a través de dos puentes de escasa longitud. Se trata del centro histórico de la ciudad de Siracusa, además de ser patrimonio de la Humanidad UNESCO.

Todas las callejuelas están impregnadas de historia y de belleza. Es la mejor zona para comer los mejores platos típicos, tomar un buen café, degustar un excelente aperitivo a la italiana, y disfrutar del ambiente nocturno. En Ortigia se puede visitar la Catedral de Siracusa, el Ipogeo de Plaza Duomo, el Teatro de las marionetas, la fuente de Aretusa, el Templo de Apolo y el Castillo de Maniace.

Parque Arqueológico de Neápolis

Parque Arqueológico de Neápolis

El Parque Arqueológico della Neapolis es la zona arqueológica más importante de Siracusa. La entrada incluye la visita a los diferentes monumentos y puntos de interés. Si eres amante de la arqueología y la historia Antigua seguramente necesitarás toda la mañana para hacer una visita completa, aunque se puede hacer en unas dos horas. Como consejo, la visita es mejor a primera hora de la mañana que es cuando hay menos gente y cuando el calor es más soportable (recomendable llevar una botella de agua).

Los restos no solo pertenecen a la época griega, sino que pueden encontrarse ruinas desde el dominio Normardo hasta la Edad Media, incluyendo al imperio Romano y a la época Helenística. Entre los restos destacan:

  • El anfiteatro griego, que además podía ser inundado para realizar juegos de agua y luchas acuáticas durante el Imperio Romano mediante el almacenaje de agua en piscinas.
  • El Altar de Hierón II dónde en fiestas sacrificaban decenas de bueyes como ofrenda a los dioses y del cual solo encontramos los cimientos.
  • El Teatro Greco, bastante expoliado ya que gran parte de las piedras de su escenario y gradas se reutilizaron en la construcción de la fortaleza de Ortigia.
  • El Orechio de Dionesio, la cueva principal de la Latomía del Paraíso. Una serie de cuevas artificiales que se formaron al usar la roca como cantera y que posteriormente se uso como cárcel.

Horario

Abre todos los días de 9:00 a 18:00

Precio

La entrada es de 10 € la general y de 5 € la reducida para grupos especiales.

Catedral de Siracusa

Catedral de Siracusa

Dentro de la visita a Ortigia, la Piazza del Duomo, es un lugar indispensable. La plaza está rodeada de bares donde puedes comer helados, y otros productos típicos sicilianos. La visita a la Catedral de Siracusa es libre, tan solo hay que ir vestidos adecuados, no tomar fotografías, y sin tener un comportamiento muy de turista. En especial durante la misa. Por dentro, es una iglesia muy imponente, con restos de columnas griegas de un antiguo templo.

La fachada barroca siciliana con sus formas convexas es impresionante. El color del granito y el mármol da un aspecto de grandeza a esta obra. Sin embargo, lo que te dejará sin palabras serán las columnas griegas que se encuentran sosteniendo la catedral. Y es que está catedral se construyó sobre el templo griego de Atenea.

Hipogeo

El Hipogeo de Piazza Duomo, se encuentra en el centro de Ortigia, justo debajo de la Catedral de Siracusa. No es muy extenso pero es una experiencia recomendable si te gustan las visitas subterráneas de fácil acceso. Puedes visitarla en poco tiempo, y con niños pequeños. Se entra desde la plaza de la catedral y se puede salir directamente al puerto.

Castillo de Maniace

castillo maniace

El Castello Maniace, situado en la punta de la isla de Ortiga, fue construido sobre un fuerte bizantino de 1038 y es sin duda un punto importante de cualquier visita a Siracusa. La reconstrucción se realizó en 1239 por el emperador Federico II. Su situación en la punta de Ortigia lo hace perfecto para defender la ciudad de ataques por mar. Actualmente se puede visitar la parte exterior del castillo, mientras las salas internas están en restauración. De todas maneras, merece la pena

Fuente de Aretusa

Fuente de Aretusa

Toda la zona alrededor de la Fuente de Aretusa está repleta de belleza y es un punto óptimo para descansar y pasar un rato tranquilo. La fuente según la mitología es el lugar donde la ninfa Aretusa fue convertida en agua. Está cerca de la plaza Arquímedes. Está llena de peces, patos y ocas. Es lo más parecido a un oasis.

 

Forte de San Giovannello

El Forte San Giovannello es un lugar ideal si os gusta madrugar para ver el amanecer. No sería una cosa obligatoria que hacer en Siracusa si solo se va a estar un día, aunque si que muy recomendable. Sin duda es un lugar que merece la pena.

Santuario de la Virgen de las Lágrimas

Santuario de la Virgen de las Lágrimas

El Santuario Virgen de las Lágrimas, que parece una gran carpa de un circo, es todo un reclamo de la ciudad y representa la enorme fe que tienen los devotos a la virgen. Personalmente creo que es un poco feo pero es una estructura curiosa de ver. El monumento está coronado por una Virgen de Bronce. Se tardó 30 años en construir este templo de 74,5 metros de diámetro por 80 de altura.

Mapa de Siracusa

Hoteles en Siracusa

La parte más bonita de Siracusa es la isla de Ortigia. Por desgracia dentro de la isla los precios de los hoteles son muy elevados, por lo que si quieres alojarte aquí a un buen precio deberás reservarlo con tiempo. Si os hospedáis fuera de Ortigia podréis ahorrar bastante. Eso sí, os recomiendo que alquiléis un apartamento donde os puedan prestar unas bicicletas para ver Siracusa cómodamente.



Booking.com

Cómo llegar a Siracusa

La mejor opción para llegar a Siracusa es desde el aeropuerto de Catania. Este aeropuerto tiene muchos vuelos y tiene buenas conexiones con aeropuertos de toda Europa. El tiempo que se tarda es de poco más de una hora en autobús.

La otra opción es el aeropuerto de Comiso Vicenzo Magliocco, situado en en Ragusa, aunque se trata de un aeropuerto pequeño y con muy pocas conexiones, por lo que no es fácil encontrar vuelos hasta allí.

El tiempo en Siracusa

Siracusa tiene un clima mediterráneo, con inviernos suaves  y veranos muy calurosos. La temperatura media anual oscila entre los 17 y los 19ºC. La época de más precipitaciones en Siracusa es durante el periodo de octubre-enero, coincidiendo con las estaciones de otoño e invierno, si bien no suelen ser precipitaciones muy elevadas.
Los veranos son muy cálidos, atenuados por el viento de Siroco que llega de África y que genera ostensibles e improvisados aumentos de temperatura. Durante el mes de Agosto se pueden alcanzar fácilmente los 40ºC.

Otras ciudades cerca de Siracusa

La isla de Sicilia tiene muchas lugares que ver con gran valor histórico y de una gran relevancia. Para facilitar las vacaciones en ella, vamos a dar un listado con las ciudades cercanas a Siracusa más recomendables.

5/5 (1)