que ver en palermo

Palermo

Palermo, capital de Sicilia, es una joya con mucha historia, llena de desgracias causados por los desastres naturales en forma de terremotos, y golpeada por la miseria, el paro y los crímenes de la mafia. Al final si obviamos esto que no explica la totalidad de la realidad palermitana, nos encontraremos con una asombrosa ciudad, repleta de una amalgama de retales que forman el gran puzzle de estrellas que brillan en Palermo.

Qué ver en Palermo

Palermo está ubicada en la parte norte-occidental de la isla y es un centro turístico y comercial muy importante. También tiene un importante puerto desde donde salen los cruceros hasta las islas cercanas y otros destinos del Mar Mediterráneo. Esto hace que haya un gran número de cosas que ver en Palermo.

Palacio de los Normandos

Palacio de los Normandos

El Palacio de los Normandos, Palazzo dei Normandi en italiano, es un antiguo palacio árabe que fue ampliado bajo el dominio de los Normandos, hasta llegar a ser el Palacio Real de Palermo. Tiene una arquitectura majestuosa que es conocida sobre todo por la Capilla Palatina y los Apartamentos Reales.

 

 

Capilla Palatina

Capilla Palatina

La Capilla Palatina es un magnífico ejemplo de unión entre culturas y religiones diferentes, pues allí trabajaron maestros bizantinos, musulmanes y latinos. La superficie está casi totalmente cubierta por mosaicos dorados y en el ábside se aprecia la grande imagen del Cristo Pantocrator.

La Capilla Palatina se encuentra en el primer piso del Palacio de los Normanos, por ello se aconseja visitar primero la Capilla Palatina y después seguir al segundo piso con los Apartamentos Reales. Aquí está ubicado el Parlamento de Sicilia y por eso algunos espacios no se pueden visitar en algunos momentos; entre las habitaciones más bonitas debemos recordar “el Salón de los vientos “ y “el salón de Ruggero”.

Catedral de Palermo

Catedral de Palermo

La Catedral de Palermo está situada en medio de un grande jardín cercado. Como en el Palacio real, aquí también se unen varios estilos arquitectónicos que añaden interés a esta majestuosa construcción.

Consagrada a Nuestra Señora de la Asunción, se alza sobre los restos de una basílica bizantina y su construcción comenzó en 1184. Aunque el templo original es del siglo XII, ha sufrido numerosas reformas y ampliaciones, de ahí que esta edificación sea una amalgama de estilos arquitectónicos que van desde el árabe-normando al barroco, al gótico catalán y el neoclásico.

Su interior no tiene nada que ver con la imagen que puedas hacerte al admirar su exterior. Antes de entrar, se recomienda rodearla por completo y observar sus 4 fachadas. Destaca en el interior la capilla de Santa Rosalía, que alberga los restos de la patrona de Palermo y es posible visitar el tesoro y la cripta, que alberga numerosas tumbas reales.

Junto a la Catedral se halla el Museo Diocesano, que recoge una vasta colección de obras de arte procedentes de iglesias destruidas durante la II Guerra Mundial.

Castillo de Zisa

El Palacio de la Zisa, hoy en día es la sede del museo de arte islámico, como testimonio de la grandiosa época que tuvieron los árabes en la isla. El parque alrededor del castillo desde algunos años se ha vuelto a abrir al público y allí se organizan conciertos y eventos, en especial en verano.

Museo Internacional de Títeres Antonio Pasqualino

Es seguramente un lugar particular y ha sido catalogado de interés especial por la UNESCO. Aquí se conservan más de 3500 títeres de todo el mundo, y se organizan también representaciones. Una importante parte del museo está dedicada a los “pupi”, títeres típicos del teatro tradicional siciliano inspirado a la época de Caballeros.

Foro Itálico Umberto I

En la zona del puerto de Palermo se encuentra la zona del Foro Itálico, que a mediados de julio es el centro de la celebración de la fiesta de Santa Rosalía, la patrona de la ciudad. Esta fiesta transcurre durante 5 días y termina con unos fuegos de artificio que iluminan todo el golfo de Palermo y el resto de la ciudad.

Quattro Canti

Quattro Canti
Los Quattro Canti se conoce también como Plaza Vigliena, y podemos decir que es el “salón de Palermo”, perfecto ejemplo del estilo de la ciudad en el siglo XVII. La plaza se desarrolla en un cruce de la intersección de Corso Vittorio Emanuele y Vía Maqueda, a cuyos lados están 4 palacios barrocos, decorados con varias representaciones: las 4 estaciones, los 4 virreyes españoles, las 4 santas protectoras.
En la fachada de cada palacio hay columnas de las órdenes clásicas (dórico, jónico y corintio). Las fuentes de los niveles inferiores simbolizan las 4 estaciones, las estatuas centrales a los 4 virreyes españoles de Sicilia, y las superiores representan a las 4 patronas de los barrios de la vieja ciudad: Kalsa, Amalfitania, Sincaldi y Albergheria.

Aunque es difícil apreciarlo si estás sólo un día en Palermo, a medida que pasan las horas el sol se va moviendo por las distintas fachadas como si fuera un reloj solar. Por ello, Quattro Canti también es llamado el Teatro del sol o “Il teatro del sole”.

Teatro Massimo

Al igual que la Catedral o la Fontana Pretoria, el Teatro Massimo es uno de los imprescindibles de tu visita a Palermo. Tras Viena y París, es el tercer teatro de ópera más grande de Europa y la razón principal de su contrucción, en 1875, fue celebrar la unificación de Italia.

Si eres cinéfilo y admirador de la saga de El Padrino aquí va una curiosidad que te puede interesar: en sus escalinatas se rodaron las últimas escenas de la trilogía dirigida por Francis Ford Coppola.

Plaza Pretoria

Plaza Pretoria

En el centro de la Plaza Pretoria, delante del actual ayuntamiento, el Palacio Pretorio o  Palazzo delle Aquile, le roba el protagonismo la Fontana Pretoria, obra del escultor toscano Camillo Camilliani. Originalmente iba a adornar los jardines de la residencia florentina del virrey español Don Pedro de Toledo, pero tras su muerte la escultural obra se trasladó a su lugar actual.

Durante muchos años fue conocida como la Fuente de la Vergüenza por la desnudez que exhiben muchas de las figuras de mármol del conjunto: ninfas, tritones y dioses. Además, al estar justo frente a la iglesia de San Giuseppe dei Teatini, se consideraba una ofensa hacia los feligreses.

Catacumba Capuchinos

Ubicado en las afueras de Palermo, el Convento de los Capuchinos guarda en su sótano los cadáveres de casi 8.000 personas, en distintos estados de conservación, de entre los siglos XVII y XIX y que se exhiben con los raídos trajes que vestían en vida.

Originalmente las galerías subterráneas sólo estaban destinadas a los monjes que morían en el monasterio, pero con el paso de los años personas ricas, que aportaban dinero o tierras, también obtuvieron el derecho de “descansar” en estas catacumbas. Uno de los casos más llamativos es el de la niña de 2 años de edad Rosalñia Lombardo, cuyo cadáver se conserva en perfecto estado.

Mapa de Palermo

Hoteles en Palermo

Palermo es una excelente ciudad donde hacer base para recorrer todo el norte de Sicilia. Palermo ofrece gran cantidad de hoteles y apartamentos donde alojarse y disfrutar de la ciudad. A continuación, puedes ver algunos hoteles excelentes donde dormir en el centro histórico de Palermo.



Booking.com

Cómo llegar a Palermo

Coche

Si llegas en coche, Palermo, como capital de Siciliar, es un centro importante de la red de autopistas en la isla. Se puede llegar allí por la A29  Palermo-Trapani , por la A20 Palermo-Messina y por la A19 Palermo-Catania.

Tren

Si llegas en tren, Palermo tiene una estación de tren de línea nacional, es bastante fácil llegar en tren. Puedes llegar desde Italia continental en trenes nocturnos o intercity. Por ejemplo desde Roma hay trenes nocturnos que tardan unas 11 horas.

Barco

Si llegas en barco, los barcos conectan el puerto de Palermo con otros grandes puertos de Italia como Cagliari, Livorno, Génova, Nápoles, Roma y con varios destinos del mar Mediterráneo como Túnez y Valencia.

Avión

Si llegas en avión, el aeropuerto de Palermo, llamado Aeropuerto ‘Falcone-Borsellino’ a 35 kilómetros de Palermo, está conectado al centro de la ciudad a través de autobuses y trenes. Sin embargo, algunas líneas aéreas optan por el terminal de Trapani, a unos 100 kilómetros del centro de la capital siciliana.

El tiempo de Palermo

El clima en Palermo es una constante vital ya que forma parte del carácter de los sicilianos. Como clima mediterráneo que es, los inviernos son templados y calurosos y largos los veranos sicilianos. Esto provoca que los otoños y las primaveras sean una atenuación de las otras dos estaciones, siendo breves en comparación con otras zonas mediterráneas. En invierno la temperatura media oscilará entre los 10 y los 11 grados.

Por el contrario en verano el calor asfixiante se extenderá desde los inicios de la primavera hasta bien entrado el otoño, con prácticamente seis meses de calor, y temperaturas que rondan los 40º en Agosto. Sin duda para el turista es interesante evitar viajar los meses de más calor si no está habituado a sufrir los rigores del sol siciliano.

Otras ciudades cerca de Palermo

Además de Palermo, Sicilia esconde muchos otros rincones que merecen ser visitados durante las vacaciones. Esta isla recoge una gran oferta cultural, histórica y gastronómica. Si no te quieres perder nada, los principales destinos que debes visitar son:

5/5 (1)