Monumentos de Roma más importantes

monumentos de Roma

Roma es lo más parecido a un museo al aire libre, por lo que el número de lugares turísticos que podemos visitar es enorme. Por este motivo hemos decidido hacer un listado con los monumentos de Roma más importantes para todas aquellas personas que no tenga mucho tiempo, tengan claro cuáles son los imprescindibles.

Consejo para visitar los monumentos de Roma

Antes de empezar con el listado de monumentos, nos gustaría dar un consejo. Como ya hemos dicho la oferta es amplia y Roma es una ciudad muy grande, así que si queremos visitar todos lo lugares necesitamos evitar las colas. La mejor solución es optar por la tarjeta Roma Pass. Se trata de una tarjeta con la que tendrás acceso a los principales monumentos de la ciudad eterna sin colas y además podrás tomar el transporte público. Si quieres más información de cómo funciona, te recomendamos nuestro artículo sobre la tarjeta Roma Pass.

Coliseo Romano

coliseo romano

También se lo conoce como Anfiteatro Flavio, en honor a la dinastía que lo construyó, o Colosseo en italiano, y es el monumento más famoso de Roma. Además está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, una de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno y uno de los monumentos más visitados del mundo.

Su construcción se remonta a hace más de 2.000 años de historia, y en su momento, fue el mayor anfiteatro romano con 188 metros de largo, 155 de ancho y 57 de altura. Dentro tenía una capacidad para más de 50.000 personas, y se podía disfrutar de espectáculos de todo tipo, desde lucha de gladiadores a números con animales, e incluso se dice que se inundaba y se hacían recreaciones de batallas navales.

El precio de la entrada es de 12 €, aunque hay varios descuentos, y el horario es de 8.30 a 16.30 (en invierno) o 19.00 (en verano).

Vaticano

Vaticano

Dentro de Roma podemos visitar una ciudad-estado, el Vaticano. Para todos los turistas, sean fieles católicos o no, es una parada obligatoria dentro de la visita a la ciudad eterna.

Dentro del Vaticano podemos ver la Basílica de San Pedro, Santa Sede de la iglesia católica. En el interior están los restos del primer Papa, San Pedro y algunas obras de arte de gran valor, como la Piedad de Miguel Ángel o el Baldaquino de Bernini. También tenemos la posibilidad de subir a la cúpula de la basílica, donde hay unas vistas impresionantes de la ciudad.

Además también están los Museos Vaticanos donde podremos disfrutar de la Capilla Sixtina pintada por Miguel Ángel y donde se encuentran una de las colecciones de arte más importantes del mundo.

El horario es de 7.00 a 18.30 en invierno y a 19.00 en verano, y la entrada es gratuita a la basílica y de 16 € a los Museos Vaticanos.

Foro Romano y Palatino

Foro Romano

El Foro Romano fue la zona central de la ciudad en la época del imperio Romano. Era donde se realizaba el comercio, los negocios, la vida cotidiana, la religión y la administración de justicia.

Es uno de los monumentos de Roma más relevantes. El eje central es la vía Sacra y paseando por ella podemos visitar el Arco de Tito, los templos de Saturno y Vesta, la Curia o el Arco de Septimio Severo.

Es fácil de localizar, ya que está cerca del Coliseo. Además se puede entrar con la misma entrada a ambos monumentos, que comparten horario de visita. Cerca nos encontraremos también el Aventino, una colina de las 7 colinas de Roma, que tiene unas bonitas vistas y unos jardines por los que pasear.

Fontana de Trevi

Fontana de Trevi

Se trata de la fuente más famosa de Roma y una de la más fotografiada de todo el mundo. Su origen se remonta al siglo I a.C., cuando el emperador Augusto construyó un acueducto para traer agua a la ciudad.

Fue en el siglo XVIII, cuando el arquitecto Nicola Salvi inició la construcción de la actual fuente de estilo barroco, que tardaría 30 años en acabarla. Como curiosidad, suele llamar la atención lo pequeña que es la plaza donde está situada.

Es muy típico tirar una moneda en la fuente de espaldas da ella para volver a Roma o pidiendo algún deseo.

Panteón de Agripa

Panteon de Agripa

El Panteón de Agripa es uno de los monumentos más visitados de Roma. Fue construido durante el Imperio Romano en honor a todos los dioses.

Su construcción se realizó en el año 126 a. C., bajo el mandato de Adriano. Lo que más llama la atención del templo es un oráculo que hay en su interior en su cúpula que permite entrar la luz.

En su interior también están las tumbas de varios reyes de Italia y personalidades famosas, como el pintor Rafael Sansio. También hay un gran número de obras de arte.

Piazza Navona

Piazza Navona

La Piazza Navona es una de las plazas más importantes y el máximo exponente del estilo Barroco en Roma.

De la plaza, destaca la fuente de los 4 ríos de Bernini pero además también el Palazzo Pamphili y la iglesia de Santa Agnese (Santa Inés).

Es una plaza que siempre tiene mucho ambiente y está llena de artistas callejero, músicos y pintores. También encontraremos muchos restaurantes donde poder disfrutar de la gastronomía romana.

Piazza de España

piazza españa

La Piazza Espagna y sus escalinatas son otros de los lugares que no pueden faltar en nuestra visita a Roma. Su nombre proviene de que España tiene su embajada en esta plaza desde el siglo XVII.

En el centro de la plaza está una fuente de Bernini, junto con la iglesia de la Trinidad de los Montes. También podemos descansar en uno de los 135 escalones que desembocan en la plaza y que es mundialmente famosa por aparecer en numerosas películas.

Desde esta plaza parten dos de las calles más lujosas de la ciudad eterna, vía dei Condotti y vía dei Babuino. En estas calles podemos encontrarnos tiendas de las marcas más exclusivas del todo el mundo.

Piazza del Popolo

piazza del popolo

La Piazza del Popolo fue en su momento una de las entradas de Roma. A ella se puede llegar por cualquier de las tres calles rectas que aquí convergen.

En el centro de la plaza se alza un obelisco que los romanos trajeron desde Egipto como muestra de su poder. También se encuentra la iglesia de Santa María del Popolo, que en su interior alberga varias obras de Caravaggio.

Desde la plaza, además podemos subir al mirador del Pincio, desde donde tendremos una gran perspectiva de la ciudad. Sin duda, merece la pena subir aunque requiera un poco de tiempo.

Castillo Sant’Angelo

Castillo Sant’AngeloEl Castillo de Sant´Angelo es una impresionante fortaleza, que en realidad es un Mausoleo que mandó construir el Emperador Adriano en el año 135. Fue usada como refugio, prisión o refugio papal, ya que hay un pasadizo de 800 metros une bajo tierra el castillo con el Vaticano.

Desde lo más alto hay una vista panorámica muy bonita de Roma y de la plaza y basílica de San Pedro al otro lado. También adorna lo más alto hay una estatua de un ángel.

Justo enfrente del castillo está el puente de los Ángeles, que está adornada con estatuas de estilo barroco diseñadas por Bernini.

Boca de la Verdad

boca de la verdad

Famosa por aparecer en la película «Vacaciones en Roma», existe la leyenda que la persona que meta la mano y mienta en la pregunta que le hacen, perderá la mano por un bocado de la boca. Especialmente sobre la fidelidad de las parejas que se ponen a prueba.

Se encuentra dentro de la iglesia de Santa María en Cosmedin. Una iglesia que por fuera no llama mucho la atención pero que guarda grandes obras en su interior, que merecen una visita.

Catacumbas de Roma

En la época del Imperio Romano estaba prohibido enterrar a los muertos dentro de la ciudad. Los lugares de sepultura estaban fuera de los muros, en las vías de salida más importantes y su origen se remonta al inicio del siglo II d.C.

Las catacumbas son unas galerías bajo tierra y las necrópolis más importantes son: las catacumbas de San Calixto, catacumbas de San Sebastián y catacumbas de Domitila, todas en la antigua vía Appia.

Villa Borghese

villa borghese

Se trata de un enorme parque, donde está la Galería Borghese, con una de las colecciones obras de arte más importante de Roma. En el interior del parque también está la plaza de Siena, que sirve para la celebración de un concurso hípico que se celebra todos los años.

Además también podemos visitar la Fortezzuola, un museo del escultor Pietro Canonica, y que anteriormente sirvió para acoger animales de todo tipo. El Jardín junto al lago, con una pequeña isla artificial dentro o el templo de Esculapio son otros lugares dentro de villa Borghese que merece la pena visitar.

Basílica de San Clemente

Basilica de San Clemente

Una de las más singulares de Roma, acoge 3 niveles donde se pueden observar los cambios que ha sufrido la ciudad desde la época del Imperio Romano hasta la Edad Media. La basílica se construyó sobre un complejo de viviendas romanas. Tras su destrucción en el siglo XII, fue reconstruida, y de ahí los toques medievales de la basílica.

Su nombre proviene por el Papa Clemente I. Es un edificio que pertenece a las primeras etapas del cristianismo, por eso es tan importante. Los primeros cristianos se reunían debido a la persecución que sufrían. En el año 313 d. C., cuando terminó la persecución, empezó a considerarse como una basílica. Recomendable es la visita a su interior conde podremos disfrutar de su frescos y mosaicos.

Basílica de Santa María Mayor

Basilica de Santa Maria Mayor

La Basílica de Santa María la Mayor se construyó en el siglo V y es una mezcla de estilos arquitectónicos, desde el paleocristiano al Barroco. Además, se trata del primer edificio religioso dedicado a la Virgen María. Está dentro de la lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Sin duda lo mejor es su interior, simplemente impresionante. Dentro podremos disfrutar de magníficos mosaicos paleocristianos del siglo V a la altura de la Capilla Sixtina, 27 paneles de época romana, la denominada Gruta de la Natividad, donde se conservan reliquias del pesebre en el que nació Jesucristo y las sepulturas de los Papas Clemente VIII y Pío V.

Basílica San Pablo Extramuros

Basilica San Pablo Extramuros

La Basílica de San Pablo Extramuros es la segunda más grande de Roma, tras la de San Pedro. Se construyó durante el siglo IV, bajo el mandato de Constantino. Su importancia reside a que es el lugar donde están los restos del apóstol San Pablo.

En 1813 sufrió un gran incendio que destruyó gran parte del templo y que necesitó de más de un siglo para poder ser reconstruida. Además de la tumba de San Pablo, en el interior también podemos ver el ciborio de Arnolfo de Cambio, el mosaico en su ábside, el candelabro pascual, la puerta bizantina y el mosaico del Arco del Triunfo.

Esto son los monumentos de Roma más importantes pero para los que quieran más información, puede visitar nuestra página de qué ver en Roma. Ahí podréis ver alojamientos, aeropuertos, el clima y mucha más información de interés para cualquier turista.

Resumen
Monumentos de Roma
Nombre del Artículo
Monumentos de Roma
Descripción
Conoce nuestro listado con los monumentos de Roma más importantes para que viajes a la ciudad eterna y no te pierdas nada.
Autor

Deja un comentario