que ver en milan

Milán

El objetivo de esta página es tener una guía sobre qué ver en Milán, una de las ciudades italianas más conocidas. Para ello, vamos a recomendar qué lugares ha que visitar, cómo llegar hasta la ciudad por avión, qué tiempo hace en la ciudad, qué hoteles son los más recomendables y qué otras ciudades cercanas se pueden visitar.

Qué ver en Milán

Hay muchos lugares que visitar en Milán, capital de la región italiana de Lombardía y popularmente conocida como la ciudad de la moda. Se trata de una ciudad perfecta para pasar un fin de semana, con un atractivo centro histórico en el que sobresale la plaza del Duomo con la joya de la ciudad, la catedral. Además de disfrutar de parques, monumentos, tiendas, como buena ciudad italiana, tiene una de las mejores gastronomías del mundo, otra de las muchas razones para viajar a una de las ciudades de la moda.

Se localiza en el norte de Italia, si dispones de más días, puedes acercarte a la preciosa región de los lagos en el que destaca el Lago de Como o el Lago de Garda, consideradas dos de las mejores excursiones en Milán. Al final de la página damos algunas recomendaciones para quien disponga de más tiempo en su viaje.

Catedral de Milán

La Catedral o Duomo de Milán es la mayor catedral gótica de Italia y una de las mayores del mundo. Tiene unas dimensiones de 157 metros de largo, lo que le da casi 12.000 metros cuadrados de superficie y una capacidad para unos 40.000 personas, Sin duda, una referencia para los católicos.

Duomo Milan

La Catedral fue construida en 1386 sobre los restos de la Basílica de Santa Tecla y la Basílica de San Ambrosio que se quemaron en un incendio. Las obras empezaron por orden de Gian Galeazzo Visconti, en honor al gran auge que vivía la ciudad en esa época bajo su mandato.

La construcción  del Duomo necesitó de 5 siglos, por lo que fueron muchos los artistas, arquitectos y escultores que participaron. Esto le da un diseño único, donde se unen el estilo lombardo con el gótico más clásico.

Por fuera el Duomo está recubierto de mármol color blanco y rosado. En la parte alta hay un gran número de torres con estatuas en lo alto y de pináculos, que contemplan el día a día de la ciudad. En lo más alto de todo está la Madonnina, una estatua hecha en 1774 por Giuseppe Perego, y es todo un símbolo de la ciudad.

Por dentro tiene un diseño amplio y estilizado, gracias las numerosas columnas de mármol que tienen grabadas estatuas, y que llegan al techo. De una columna a otra hay unos cuadros de grandes enormes, que tienen imágenes religiosas. Por todo el templo hay varios esqueletos, que representan a distintos santos, y que están vestidos con ropas de gala.

En el altar, en la bóveda que está en el techo, está guardado uno de los elementos más valiosos que hay en el Duomo, un clavo de la cruz donde se crucificó a Jesús. Cada año, el sábado que quede más próximo al 14 de septiembre se expone el clavo en un sitio público para que todo el que quiera pueda verlo.

Terraza catedral Milan

En lo más alto de la catedral, en el tejado, hay una enorme terraza, con unas vistas únicas de Milán. Además nos permite poder ver de cerca las estatuas que están en tejado y los pináculos. Se puede subir hasta la terraza mediante unas escaleras o por un ascensor pero para lo cual hace falta pagar un suplemento.

Debajo del Duomo de Milán podemos pasear por unas excavaciones, donde están los restos de una baptisterio cristiano de siglo IV y lo que queda de unas de las basílicas sobre las que se construyó el templo. Dentro de las ruinas del baptisterio está una pila bautismal donde en el año 387 fue bautizado San Agustín por San Ambrosio.

La Catedral de Milán es uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad y las vistas desde la terraza bien merece pagar la entrada para verla. Es bueno saber, que tanto hombres como mujeres tienen que entrar al templo con los hombros y las rodillas tapadas, incluso en verano, cuando hace más calor.

Horario

Catedral: Cualquier día de 8:00 a 19:00.
Museo: De jueves a martes de 10:00 a 18.00.
Baptisterio: Cualquier día de 9:00 a 18:00.
Área arqueológica: Cualquier día de 8:00 a 19:00.
Terraza: Cualquier día de 9:00 a 19:00.

Precio

Catedral y Museo
Adultos: 2€.
Menores de 6 años: no pagan.
Área arqueológica
Adultos: 4€.
Menores de 26 años: 2€.
Terraza
Ascensor: 13€ (adultos) y 7€ (niños de 6-12 años).
Escalera: 8€ (adultos) y 4€ (niños de 6-12 años).
Los niños hasta los 6 años no pagan.

Galeria Vittorio Emanuele II

Galeria Milan

También llamada el Salón de Milán, la galería Vittorio Emanuele II es una galería comercial creada a mediados del siglo XIX, y es donde están las tiendas más glamorosas de todo Milán. Además también hay unos restaurantes con terraza para descansar y disfrutar de una ubicación única y ver la gente pasar. La galería fue construida entre 1865 y 1877, y está compuesto por dos arcadas perpendiculares recubiertas por hierro y vidrio en forma de bóveda.

La galería está situada separando los dos monumentos de Milán más importantes: Teatro de la Scala  y el Duomo de Milán. Si buscamos las marcas más importantes, en ella podemos encontrar Gucci, Prada o Louis Vuitton pero también hay pequeños comerciales locales no tan reconocidos. Dentro de la galería están algunos de los establecimientos y comercios más antiguos de la ciudad, como por ejemplo el Café Biffi que se fundó en el siglo XIX.

Galeria Vittorio Emanuele

Pero no todo es lujo y glamour, ya que nos podemos encontrar empresas de comida rápida como McDonald´s, aunque con una estética totalmente acorde con el entorno. Sin duda es una opción económica para poder sentarnos en una terraza y disfrutar del lugar.

Para acabar, en el techo de la bóveda podemos encontrarnos un magnífico mosaico, que simboliza los distintos continentes (África, América, Asia y Europa). En el centro de la galería hay otro mosaico que representa un toro, que era el escudo familiar de los Savoia. Hay una leyenda que cuenta que para tener buena suerte hay que dar un giro completo por encima del toro, con los ojos cerrados y el pie derecho. Si la hacemos a las 12 de la noche del 31 de diciembre, la suerte se extenderá durante todo el años nuevo..

Iglesia Santa Maria delle Grazie

la ultima cena

La iglesia de Santa Maria delle Grazie está a unos 20 minutos a pie de la plaza del Duomo, y es donde se encuentra una de las obras de arte más conocidas por todo el mundo. En la pared del comedor de este convento de los dominicos, el artista italiano Leonardo da Vinci pintó el fresco de La Última Cena. La obra ha sufrido el paso del tiempo y las distintas guerras que le has provocado un deterioro, y a pesar de haber sido restaurada, se encuentra en un estado frágil, por lo que el acceso está limitado a unas pocas visitas al día.

Para visitarla, lo mejor es reservar las entradas con mucha antelación, siendo una buena opción planificar esta visita en la que un guía en español que nos explique toda la historia del fresco.

Horario de visita para La Última cena: de martes a domingo de 8:15 a 18:45.

Teatro de la Scala

Estamos hablando de uno de los teatros de ópera más conocidos de todo el mundo. Por fuera tiene una imagen sobria, que esconde una belleza que no deja de sorprender a todas las personas que lo visitan.

El actual edificio es una reconstrucción del Teatro Ducale que se quemó en el año 1776 por el archiduque Fernando de Austria. Su nombre proviene porque este nuevo teatro se construyó sobre la Iglesia de Santa María alla Scala. Como dacto anecdótico, durante un tiempo actuó como un casino.

Teatro de la Scala

Durante la Segunda Guerra Mundial fue bombardeado, causando unos graves destrozos, que tardaron en poder reconstruir. Entre el año 2002 y el 2004 estuvo cerrado para reformarlo y para su reinaguración se representó L´Europa Riconosciuta de Salieri, que fue la primera obra que acogió el teatro en 1778.

El teatro tiene un museo, donde podemos ver trajes, pinturas y elementos que tienen relación con la ópera. La visita incluye un paseo por el vestíbulo del teatro, una sala que destaca por su poca decoración. Después pasaremos por alguno de los pequeños palcos recubiertos de terciopelo rojo y donde las clases altas disfrutan de las actuaciones.

El auditorio, está hecho en madera también revestida con terciopelo rojo, y decorado con estucos de color dorado. En el techo podemos ver enorme araña de cristal de bohemia que tiene 383 bombillas. La visita al museo nos permite poder visitar todos estos lugares y hacernos una idea de lo que debe ser, estar allí durante una ópera.

Separando la Galería Vittorio Manuel y el teatro se encuentra la Plaza de la Scala, un lugar que siempre cuenta con mucha animación. Justo en el centro de la plaza hay una estatua enorme de Leonardo da Vinci, donde los turistas se suelen sentar a descansar.

Horario

Todos los días de 9:00 a 17:30 horas.

Precio

Adultos: 7€.
Estudiantes y mayores de 65 años: 5€.
Menores de 12 años: entrada gratuita.

Castillo de Sforzesco

En su inicio fue construido como una fortaleza en el siglo XIV y es uno de los monumentos más visitados de Milán. Actualmente es la sede de algunos de los mejores museos de Italia.

El castillo se construyó por la familia Sforza en el año 1368 y acabó siendo las cortes de Italia. Más tarde los austriacos y los españoles recuperaron su función militar, aunque Napoleón mandó la destrucción de la fortaleza, destruyendo los bastiones españoles y las torres laterales.

castillo sforzesco

Durante la segunda mitad del siglo XIX, muchos ciudadanos intentaron derribar la fortaleza para construir un barrio de lujo. Sin embargo, prevaleció la idea de mantenerlo y fue el arquitecto Luca Beltrami quien lo restauró recuperando su imagen original. La reforma acabó en 1905 cuando se inauguró el Parque de Sempione y la Torre de Filarete. Como pasó con el Teatro de la Scala, también sufrió daños durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

A finales del siglo XX se llevaron a cabo una serie de reformas, donde se construyó la plaza del castillo y una fuente inspirada en la que se destruyó cuando se hizo el metro. Actualmente cuenta con los siguientes museos en el interior del Castillo:

  • Museo de Arte Antiguo: Podemos ver desde pinturas de la familia Sforza hasta la última e inacabada Piedad Rondanini de Miguel Ángel.
  • Pinacoteca: Tiene más de 1.500 cuadros, todos ellos pintados entre los siglos XIII y XVIII.
  • El Museo Egipcio: Pasearemos entre momias, sarcófagos y demás elementos funerarios provenientes desde el antiguo Egipto.
  • Museo de Prehistoria y Protohistoria: Se recogen todas las culturas que han vivido desde el Neolítico hasta la romanización en Lombardía.
  • Museo de Artes Decorativas: Enseña todas las obras de maestros tejedores, tapiceros y ceramistas del siglos XI al XVIII.
  • El Museo de Instrumentos Musicales: Muestra una gran cantidad de instrumentos de todos los rincones del mundo.
  • Museo del Mueble: Exhibe, mediante recreaciones reales de las habitaciones, de muebles fabricados entre el siglo XV al XX.

Con el pago de la entrada se puede acceder a todos los museos y el patio de la fortaleza. Si duda es un precio bajo para todo lo que nos ofrece el Castillo Sfozesco.

Horario

Castillo: Todos los días de 7:00 a 19:30 horas.
Museo: De martes a domingo, desde las 9:00 hasta las 17:30 horas

Precio

Castillo: Gratis.
Museos
Adultos: 5€.
Estudiantes y mayores de 65 años: 3€.
Menores de 25 años: entrada gratuita.
Viernes de 14:00 a 17:30 horas: entrada gratuita.
De martes a jueves y fines de semana de 16:30 a 17:30 horas: entrada gratuita.

Parque de Sempione

Parque de Sempione

Se trata de un sitio ideal para descansar y desconectar dando un paseo entre los árboles que hay por el parque. Se encuentra muy próximo al Castillo Sforzesco, y tiene las características de un jardín inglés, donde podemos ver desde varios lagos artificiales hasta enormes zonas de césped donde los turistas y los habitantes de Milán pueden disfrutar del sol y el buen tiempo.

En uno de los límites del parque podemos observar el Arco della Pace, Arco de la Paz en español, que se construyó en homenaje a las conquistas de Napoleón. En la otra punta del parque está el Arena Cívica, un anfiteatro romano donde se celebran diferentes actos, como eventos deportivos o conciertos de música en directo. Un lugar singular donde disfrutar al aire libre.

Horario: Cualquier días de 6:30 a 21.

Mapa de Milán

Hoteles en Milán

Buscar un alojamiento en el centro de Milán es fácil pero los precios pueden ser algo elevados, aunque nos ayudará a ahorrar en transporte. Además como vemos en el mapa, la mayoría de puntos turísticos están por la zona del centro de la ciudad. Dentro de esta zona las más económicas donde dormir son el barrio de Navigli y Brera. Son dos zonas que tienen una buena comunicación, y que además están cerca del ocio nocturno de Milán.

Para todos los turistas que quieran alojamientos más baratos o zonas más tranquilas, podemos buscar donde alojarnos por la zona del parque Sampione, con una gran variedad de hoteles y apartamentos, además de bastante cerca del centro.

Otra opción, para ahorrar dinero, es la zona de la Estación Central de tren, donde hay hoteles más económicos que en el centro y está muy bien comunicada, al estar al lado de la estación de tren.



Booking.com

Aeropuertos en Milán

Aeropuerto de Malpensa

El aeropuerto internacional de Milano Malpensa es uno de los principales aeropuertos de Italia por el tráfico y flujo de pasajeros. Se encuentra a 45 km de Milán, para trasladarse desde Malpensa al centro de Milán, y al revés, se puede utilizar el servicio de trenes, llamado Malpensa Express, que conecta en unos 40 minutos el aeropuerto con la estación Cadorna, en pleno centro de Milán.

Otra alternativa para llegar hasta Milán es tomar el autobús. Hay dos compañías que ofrecen servicio regular cada 30 minutos: Malpensa Shuttle y Malpensa Bus Express.

Aeropuerto de Bergamo

El aeropuerto internacional de Bergamo-Milán, se encuentra a 60 km de Milán, cerca de la ciudad de Bergamo. Es el aeropuerto donde operan los vuelos low cost, por lo que será inevitable volar a este aeropuerto si se viaja con las compañías Ryanair o Easyjet. Como  ocurre con Malpensa, llegar hasta el centro de Milán es muy fácil con los autobuses, taxi, o mediante tren.

El tiempo en Milán

Si hablamos de las temperaturas, es importante saber que en verano el hace mucho calor, llegando a superar los 40ºC, y en invierno las máximas no superan los 10ºC, y es muy normal estar bajo cero. Por tanto, las mejores estaciones para visitar Milán es en primavera y otoño, donde las temperaturas son mucho más suaves, sobre todo pensando en que estaremos una gran cantidad de horas en la calle, viendo la ciudad.

Otras ciudades cercanas a Milán

Aunque Milán tiene una oferta amplia para ver, existen otras opciones cercanas que se pueden visitar, si se tiene bastante días para el viaje.

Una de las ventajas que tiene Milán es que está muy bien comunicada por tren, por lo que no es necesario tener coche para moverse, ya que son rápidos y salen con bastante frecuencia. Están los trenes los de alta velocidad, que se clasifican en Freccia Rossa, Freccia Argento y Freccia Bianca, de mayor a menor velocidad, y por tanto, de más caro a menos caro. También se pueden coger los trenes regionales y los intercity, que son más lentos pero también bastante más económicos.

Los lugares más recomendables son:

5/5 (2)