que ver en trieste

Trieste

Friuli-Venezia Giulia es de las regiones más desconocidas de Italia. Es una zona bonita, con una buena gastronomía y unos paisajes increíbles. Una de las mejores ciudades es su capital. No pierdas más tiempo, visita Friuli-Venecia Julia y descubre qué ver en Trieste.

Qué ver en Trieste

La ciudad está en la frontera del país con los Balcanes y cuenta con una larga historia y una arquitectura única. Llena de plazas, sin duda merece la pena disfrutar de los atardeceres del Adriático en ella. Es difícil comprender por qué no se oye hablar más de esta ciudad, una pequeña joya escondida. De esos pocos lugares, que aún están lejos de la aglomeración de turistas.

Plaza Unidad de Italia

Plaza Unidad Trieste

Conocida como la plaza de la unificación, fue construida en el siglo XIX y se trata de la plaza principal y más bella de la ciudad. Junto al golfo de Trieste, se realizan muchos espectáculos en ella. La plaza tiene muchos palacios que podemos visitar, el Palacio Comunal, el Palacio Modello, el Palacio del Gobierno, Palacio Pitteri y Palacio Lloyd.

Además nos encontramos con el ayuntamiento, la oficina de turismo donde conseguir información y en el centro de la plaza está la fuente de los cuatros continentes.
 

Catedral San Giusto Mártir

catedral san giusto trieste

San Giusto es la zona más antigua de la ciudad, donde podemos ver toda la historia de Trieste y su esplendor. Para llegar a esta zona hay que subir unas escaleras, desde varios lugares de Trieste, aunque no es un tramo duro. De todas maneras podemos llegar en autobús. Lo primero que nos encontramos al llegar es la catedral. En la fachada sobresale un rosetón blanco para que entre la luz, y en su interior una decoración con mosaicos del siglo XIII y obras de arte religiosas.

Se construyó encima de los restos de una basílica paleocristiana, y fue la unión de la catedral y la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación, que fue anexionada. Durante siglos ha ido sufriendo modificaciones

Castillo San Giusto

castillo san giusto

Justo al lado de la catedral está el castillo de San Giusto, desde donde podemos disfrutar de una magníficas vistas de Trieste. El castillo se ha ido construyendo por fases, lo que hace que no tenga una forma normal. Su finalidad nunca fue militar, por lo que se conserva en perfecto estado. Actualmente se usa para hacer exposiciones y como museo. Es sin duda, uno de los símbolos más conocidos de la ciudad

Castillo de Miramare

castillo miramar

Rodeado por uno bellos jardines, su color blanco resalta sobre el azul del Mar Adriático. Uno de los lugares turísticos que no os defraudarán. Fue construido entre el 1856 y el 1860 por orden del archiduque Maximiliano de Habsburgo como regalo a su esposa, Carlota de Bélgica.

La entrada vale 8€, aunque sus jardines exteriores se pueden visitar sin pagar nada. Dentro se pueden ver las habitaciones privadas, los enormes salones, la biblioteca y la sala del trono. Los alrededores del castillo fueron declaradas como parque natural protegido.

Teatro Romano de Trieste

teatro romano trieste

Teatro romano construido en el siglo I d.C. con una capacidad para 6.000 personas. Estuvo enterrado durante siglos y se descubrió en las excavaciones de unas obras en el siglo XIX. Aunque está vallado, se puede ver perfectamente de la calle. Hoy en día se usa para hacer actuaciones.

 

 

 

Risiera di San Sabba

Risiera di San Sabba

Se trata del único campo de concentración nazi que se mantiene en Italia. Fundamentalmente era un campo de paso, donde se retenían a todos los contrarios al régimen político y los judíos para llevarlos a campos de exterminio o a campos para realizar trabajos forzados. Además se calcula que allí murieron casi 5.000 personas por gas, fusilamientos y paliza.

Tenía el único horno crematorio de Italia, donde se deshacían de los cuerpos para no dejar ninguna huella de lo que allí se hacía. El horno fue destruido por los nazis antes de irse. En la visita a Risiera podemos ver cómo eran las celdas y la vida diaria dentro del campo. Hoy es un museo que nos permite ver la barbarie a la que puede llegar el ser humano, y donde se recogen testimonios de las personas que pasaron por allí.

Plaza de la Borsa

Una de las plazas con más vida de Trieste, donde siempre no podemos encontrar con actuaciones de músicos callejeros. Su nombre se debe al palacio que está ubicado de la plaza. Edificio construido en 1.806, fue el centro financiero de la ciudad y donde estaba la sede de la Bolsa. Hoy en día es la cámara de comercio.

En mitad de la plaza se encuentra una estatua en honor de Leopoldo I de Austria, quien construyó el actual puerto de Trieste. Además de los músicos, en la plaza también nos podemos encontrar multitud de tiendas donde podemos comprar algún recuerdo.

Gran Canal de Trieste

Gran Canal Trieste

En pleno centro de Trieste se construyó en el siglo XVIII para que los barcos pudieran llegar hasta el centro y descargar sus mercancías. Hoy en día solo se puede ver parte del canal porque se enterró y solo pueden navegar pequeños botes.

En la ribera del canal podemos disfrutar de tomar algo en las multitud de terrazas que tienen los bares, tomando el sol y disfrutando de las vistas de la iglesia de San Antonio y el palacio de Carciotti.

 

El Mapa de Trieste

Hoteles en Trieste

En el centro de la ciudad nos encontramos con un número de apartamentos y hoteles para cualquier presupuesto. Es importante mirar bien la ubicación del alojamiento antes de reservarlo, ya que Trieste está en pendiente.

Booking.com

Cómo llegar a Trieste

Aunque está bien comunicada, el estar en el extremo noreste del país, casi en los Balcanes, no lo convierte en un lugar de paso, por lo que se tiene que planificar bien el viaje.

Llegar en Coche

Para llegar en coche debemos conducir por la autopista A4 hasta la salida Lisert-Sistiana, y desde ahí tomar la carretera nacional SS14. Es una ruta con unos paisajes muy bellos y que suele gustar a todos los viajeros.

Llegar en Avión

De todos los aeropuertos en Italia, el más próximo es el aeropuerto de Ronchi dei Legionari. Está a unos 35 kilómetros de la ciudad y tiene conexiones directas con las principales ciudades de Italia (como Turín, Milán y Roma) y alguna gran capital europea. La mejor opción es optar por alguna de la compañías low-cost que vuelan hasta Trieste como Ryanair o Lufthansa.

Desde el aeropuerto podemos tomar un taxi o el autobús que va hasta la ciudad. El precio es bastante razonable y tiene su para junto a la estación de buses y tren, en pleno centro de Trieste.

Llegar en Tren

Una de las ventajas de viajar por el norte es que está muy bien conectado por tren, aunque los trenes en Italia funcionan muy bien. La mejor opción es tomar la línea Venecia-Trieste, que en algo menos de dos horas une a los dos ciudades, aunque también hay opciones desde Udine, Milán o Turín. Hay que saber que aunque está en la frontera, no hay conexión directa con Eslovenia, por lo que es imposible llegar en tren desde el país balcánico.

Llegar en Autobuses

Hay varios compañías de autobuses que hacen las rutas por el golfo de Trieste. La ciudad suele ser una para en dirección a Croacia. Una de las ventajas es que la estación de buses tiene una ubicación inmejorable para movernos por la ciudad.

El tiempo en Trieste

El clima de Trieste cambia a gran velocidad, por culpa del Bora, un fuerte viento que proviene de las cordilleras montañosas que rodean la ciudad. Cualquier día se puede pasar de un buen tiempo a malo cuando aparece este viento, aunque por lo general, el tiempo es mediterráneo, con veranos calurosos.

Otras ciudades cercanas a Trieste

A pesar de estar en la frontera noreste del país, no está muy lejos de algunas de las ciudades más visitadas y turísticas de Italia. Alguna de las posibilidades que podemos visitar son:

5/5 (13)